Depuración de las aguas del Rio Fervença a través de métodos físicos

La simbiosis entre bacterias y las taboas (Thypha domingensis) en el jardín polis, en Bragança, no es suficiente para combatir la invasión de micobacterias que crecen allí, ya que las condiciones medioambientales les son favorables. Las micobacterias es un género de bacterias patogénicas.
Así, la Câmara Municipal de Bragança, ha aplicado un método físico y no invasivo, es decir, a aplicación de ultrasonidos. Estos ultrasonidos emiten vibraciones que perturban la ecología de las micobacterias, con el fin de romper su membrana exterior, lo que impide los cambios gaseosos, llevando a la muerte de esta especie. Otra ventaja de este método es que la frecuencia utilizada, por este ultrasonido, no solo permite como también promueve el equilibrio del ecosistema acuático.
Este es un ejemplo excelente de la alianza de la ciencia y de la innovación en la conservación de la naturaleza.
Este es un ejemplo excelente de lo que es la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica.

Data da Notícia: 
Martes, Agosto 21, 2018