El Gobierno implantará el proyecto piloto desarrollado en Gerés para recuperar las áreas quemadas en el Douro Internacional y Montesinho, Portugal

Este es uno de los proyectos que ha despertado el interés de la AECT ZASNET –Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza- que en enero pasado se reunió con organismos de la región para ver la manera de aplicar en el territorio el proyecto piloto de prevención de incendios desarrollado por el Parque Natural de Peneda de Gerés (PNPG).
Por resolución del Consejo de Ministros número 167/2017, el Gobierno decidió implantar en cinco áreas protegidas del país: Parque Natural de Douro Internacional, Montesinho, Tejo Internacional, Monumento Natural de las Portas de Rodao y Reserva Natural de la Sierra de la Malcata, el proyecto piloto de prevención de incendios forestales desarrollado con resultados positivos en el Parque Natural de Peneda de Gerés.
Este proyecto llamó la atención de la AECT ZASNET, entidad gestora de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica, que en enero pasado organizó el primer encuentro de trabajo con diversas entidades para iniciar la preparación de un Plan de Prevención de Incendios Forestales, y de puesta en valor y rehabilitación de hábitats naturales en el territorio portugués que integra Meseta Ibérica: Alfândega da Fé, Bragança, Carrazeda de Ansiães, Figueira de Castelo Rodrigo, Freixo de Espada à Cinta, Macedo de Cavaleiros, Miranda do Douro, Mirandela, Mogadouro, Vila Flor, Vimioso e Vinhais.
Este primer encuentro se llevó a cabo en Mirandela y además de contar con la presencia de diversos organismos locales como la CIM-TTM, IPB, autarquías y Grupos de Acción Local,  también participaron responsables de CCDRN y del ICNF, que hablaron de la experiencia desarrollada en el Parque Natural de Peneda de Gerés, territorio clasificado por la UNESCSO también como Reserva de la Biosfera de Gerés – Xurés.
El proyecto piloto implantado en Gerés surgió después de los incendios del verano de 2016, que castigaron de forma dramática aquel territorio. Los resultados son considerados como ejemplares por el Consejo de Ministros Portugués que decidió usar esa experiencia para responder a las situaciones dramáticas vividas en diversas áreas protegidas en el verano de 2017.
Este proyecto prevé la recuperación de los hábitats naturales y de las especies endógenas, y cuenta con la colaboración activa de las comunidades locales, a través de una filosofía basada en una relación de proximidad y cooperación, base sin la cual el proyecto no se hubiese podido desarrollar. 
Entre las medidas específicas aprobadas para el Douro Internacional y Montesinho, figuran entre otras, la creación de franjas para la gestión de combustibles y limpieza de raíles, control de las especies exóticas, restauración, conservación y aumento de hábitats prioritarios, en el caso de Douro Internacional, especialmente de encinas, y la ejecución de acciones de autorización y repoblación de las especies autóctonas.
La preocupación en Montesinho surge por la puesta en valor del hábitat del lobo ibérico en un área de alrededor de 200 hectáreas, y en Douro internacional por la manutención de los campos de alimentación de las aves necrófagas.
Están previstas acciones de sensibilización y educación ambiental y la contratación de equipos de trabajo formados por cinco personas para desarrollar las acciones de prevención previstas en los proyectos, un equipo para Douro Internacional y dos para Montesinho.
Para la implantación de estos planos el plazo es de tres años, con un presupuesto total de 875 mil euros para Douro Internacional y de 1,3 millones de euros para Montesinho.
La financiación está asegurada a través del Programa POSEUR y el Fondo Ambiental, y la responsabilidad de concreción corresponde al ICNF, I.P., con el apoyo de los municipios que integran las referidas áreas protegidas, respectivamente.
 

Data da Notícia: 
Lunes, Noviembre 6, 2017